Las familias con menos consumo de agua verán congelada la tarifa el año que viene

El Fondo Social incrementa hasta situarse en 105.000 euros y se mantiene la tarifa social para ayudar a las familias con recursos escasos

Redacción.- Las familias con menos consumo verán congelado el precio del agua en la factura del próximo año. Esto representa que el 30% de los tarraconenses no verán incrementada la factura del agua el año 2019. Esta es la propuesta que ha aprobado el Consejo de Administración de Ematsa de este mes de agosto y que ratificará el plenario del Ayuntamiento de Tarragona el próximo mes de Septiembre. Para los consumos más elevados de agua de media la tarifa se actualizará, por debajo del IPC previsto, en un 1,45% para 2019.

Esta actualización de precios permitirá ejecutar un Plan de Inversiones valorado en 4,5 millones de euros que se ejecutarán antes de que termine este año y se concretan en:
  • Renovación fibrocemento C/ Salinas-Santo Domingo
  • Desafectación fibrocemento bajada Bonavista a Muntanyeta Oliva
  • Renovación fibrocemento y/o mallado tuberías (urb. Cala Romana)
  • Renovación y mallado tuberías fibrocemento
  • Nueva tubería PPU-30 para independizarse conexión mina PII con ETAP.

“En Tarragona tenemos la tarifa del agua más baja de las ciudades de más de 100.000 habitantes”, recuerda Ballesteros y concluye: “Hacemos esfuerzos constantes para la renovación de la red del agua”.

 

Incremento del Fondo Social

Otro de los puntos positivos es el fuerte incremento de la partida destinada al Fondo Social. Es decir, para este año se han destinado 95.000 euros a bonificar el recibo del agua a las personas con precariedad económica, mientras que el próximo año habrá un aumento de 10.000, por lo que se destinarán 105.000 euros.

Se trata del incremento más significativo de esta partida desde que se crearon estas ayudas sociales. El año pasado se beneficiaron 562 familias tarraconenses. Recordemos que este Fondo Social Extraordinario se creó fruto de un convenio entre el Ayuntamiento de Tarragona y Ematsa en 2013 y “de esta manera el Ayuntamiento de Tarragona y Ematsa adelantaban a la misma ley. Fuimos el primer ayuntamiento en hacer lo posible para que ninguna familia que no tuviera recursos pudiera hacer frente al pago de la factura del agua”, remarca el alcalde Ballesteros. Y añade: “Pido a la Agencia Catalana del Agua que nos ‘perdone’ el canon que pagamos todos en la factura del agua y así también contribuirán al Fondo Social”.

El Fondo Social es una herramienta más para paliar los efectos de la actual crisis económica. Por este motivo, está dirigido a las personas que no pueden abonar a la empresa Ematsa el importe del servicio de agua potable y alcantarillado. Asimismo, tanto el Ayuntamiento de Tarragona como Ematsa reafirman su voluntad de no cortar el agua a nadie por cuestiones de vulnerabilidad económica. Por este motivo, también se ha implantado la tarifa social, que ya ha beneficiado a 620 familias identificadas como vulnerables.

Los requisitos para la obtención de la ayuda son:

  • Ser titular o arrendatario de un contrato individual de suministro de agua potable para abastecimiento domiciliario de su vivienda habitual con EMATSA.
  • Solo será de aplicación en aquellos contratos en que sea residencia habitual.
  • Haber sido beneficiario de prestaciones económicas, o ser usuario de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Tarragona y tener expediente donde se hayan valorado “necesidades relacionadas con la falta de medios para la cobertura de necesidades básicas” en los dos últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *