La pintura y la fotografía, presentes en la Semana Cultural de La Floresta

Un buen ramillete de actividades ha llenado el programa de la tercera edición de la Semana Cultural, en el barrio tarraconense de La Floresta, impulsada por la Llar Municipal de Pensionistes i Jubilats, que se ha celebrado del 22 al 27 de octubre, en el local social de la entidad. La participación en las actividades organizadas y asistencia a los actos “ha sido destacable, entre el colectivo de la gente mayor, y nos lo hemos pasado muy bien”, declara María Paz, presidenta de la Llar, que cuenta con unos ochenta asociados.

Una de las actividades más participativas ha sido la exposición de acuarelas y fotografías, en la misma sala del bar, que estuvieron colgadas los días en que duró la Semana Cultural. Obras pictóricas cuyas autoras son un total de siete aficionadas a este arte. Ellas acuden, desde hace unos siete cursos, al taller de pintura que una profesora de la especialidad imparte todos los lunes.

Isabel Barea Martínez, junto a Carmen Plaza, es una de las pintoras que expuso cuatro de sus creaciones: “un barco, una chica en la playa, un bodegón y un chico de espaldas que se adentra en el bosque”, comenta esta asídua participante a todas y cuantas actividades se organizan.

Quien se llevó la palma en número de fotografías expuestas fue precisamente la presidenta María Paz, quien ofreció una compilación gráfica de la diversidad de eventos que la Llar desarrolló el pasado curso, como excursiones, encuentros y fiestas sociales. Afirma que “la exposición ha sido muy visitada y sirve para recrearse en aquellos buenos momentos que comparte la gente mayor del barrio”.

Pero no todo fueron fotos y acuarelas, puesto que la Semana Cultural tuvo otros y variados atractivos. La propia presidenta de la Junta explica que han tenido lugar interesantes charlas “a cargo de Protección Civil, otra sobre farmacia, herboristería, además de baile con música en vivo, en el aspecto más lúdico, con las melodías de siempre, las que bailamos en nuestra juventud”.

Tampoco faltó la vertiente gastronómica, con la exquisita paella cocinada por Vicente Lleonart, de Horta de Sant Joan, responsable del bar de la sede social de la Llar de La Floresta, que fue el plato estrella de la comida de hermandad del sábado 27, seguida de baile, para poner colofón a la Semana Cultural 2018. Un evento que, como hemos apuntado, ha tenido lugar por tercer año consecutivo, recuperando así una tradición de años atrás y que se vio interrumpida durante un prolongado período de tiempo.

El buen ambiente se da cita diariamente en la Llar Municipal de Pensionistes i Jubilats de la Floresta, punto de reunión de los mayores, para echar la partida de dominó, preferentemente los hombres, y charlar animadamente las mujeres. La comunicación, estrechar las relaciones y lazos de amistad entre la gente de mayor edad del barrio es objetivo cumplido.

Un grupo de usuarios de la Llar de la Floresta, algunos de ellos participantes en la Semana Cultural, recientemente celebrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *