La Floresta tiene este sábado una cita con “Amancio” en el campo de fútbol

El barrio tarraconense de La Floresta vivirá este sábado una emotiva fiesta en su campo de fútbol, a partir de las siete de la tarde, con el triangular que jugarán los equipos Cultural Bonavista, Montroig Atlètic y el anfitrión C.D. La Floresta.

Disputarán el I Trofeo Juan Mansino Tous, hombre de club, conocido de todos en el barrio como Amancio, como a él le gusta, por su enorme admiración hacia el que fue número 7 del Real Madrid, el mítico Amancio Amaro.

Según comenta el presidente del C.D. La Floresta, Pablo Pedro González, “la entrada al campo es gratis y únicamente haremos una rifa, para cubrir los gastos”. Los encuentros se disputarán por el sistema de triangular, “con 45 minutos de duración cada uno de ellos y habrá copa de campeón y trofeo para el segundo y tercer clasificados”, señala Francesc Pons, responsable de la organización y entrenador del equipo femenino del club.

Se espera un gran ambiente de público el sábado en el estadio, ya que al margen de la vinculación de Amancio con el club local “se trata de persona muy estimada en el barrio y conocida de todos”, subraya el presidente de la Asociación de Vecinos de La Granja, Miguel Ángel Cruz. Coinciden en afirmar que Juan Mansino es amigo de todos y querido por los niños, por su carácter cariñoso y afable”.

Pero volviendo al aspecto deportivo, para el sábado está previsto también la presencia de muchos ex jugadores del C.D. La Floresta, incluso residentes en otras localidades, que no quieren perderse este triangular que se ha instituido en reconocimiento a Amancio, por tantos años de dedicación a la entidad. El club en el momento actual mueve a unos 400 jugadores de base y la actividad en sus instalaciones es constante.

El rostro de Amancio ha sido pintado en el estadio. El presidente del C.D. La Floresta y el entrenador del equipo femenino sostienen la copa para el campeón del triangular, entre el público que contempla las evoluciones del fútbol base.

Un poco de historia

Juan Mansino “Amancio” hizo buenas migas con el ahora presidente de la entidad, Pablo Pedro González, y allá por el año 1983 éste le animó a implicarse con el club. “Juntos hicimos las gradas, compramos los rulos para nivelar el terreno de juego –entonces de tierra– y mejoramos las instalaciones”, indica González.

A lo largo de todos estos años Amancio se ha ocupado del mantenimiento del Estadio Municipal, marcar el campo, cuidar hasta el último detalle para que todo estuviera a punto para la disputa de los partidos y la buena marcha de los entrenos. Incluso ejerció de masajista del primer equipo, con su botiquín de madera que contenía la llamada “agua milagrosa”. Dicen que, con la jubilación, a todas horas se le podía ver en el recinto deportivo. Ahora, por la edad, ha dejado a un lado esas responsabilidades, pero su rostro ocupa lugar de honor en la pared de tribuna del estadio, en justo reconocimiento a su labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *