El Ayuntamiento de Tarragona instala 60 pilonas para combatir los vertederos ilegales en el polígono entre la A7 y L’Albada

Redacción.- El Ayuntamiento de Tarragona ha comenzado a instalar esta mañana 60 pilones para acabar con los vertederos ilegales que se producen en el polígono entre la A7 y l’Albada (PP9). Esta es una medida que la consejera de Medi Ambient i Neteja, Ivana Martínez, anunció a los presidentes de las asociaciones de vecinos de Parc Riu Clar, l’Albada y La Floresta hace una semana. El objetivo es impedir que esta zona industrial sea una zona de vertidos incontrolada. “No es un problema de limpieza sino de incivismo por parte de personas y empresas que aprovechan el aislamiento de la zona”, explica Martínez. Una vez cerrado el perímetro de este polígono industrial, el siguiente paso será una segunda reunión entre el Ayuntamiento y las tres asociaciones de vecinos para establecer una línea de trabajo de limpieza en este sector. “Así se acordó en la primera reunión y así se hará”, concluye la consejera de Medi Ambient i Neteja.

De hecho, el Ayuntamiento de Tarragona destina, dentro de la partida presupuestaria del contrato de limpieza, 200.000 euros a la limpieza de solares. A esta cifra se le deben sumar 50.000 euros más al coste de la eliminación de los residuos retirados. Estas tareas consisten en limpiezas semanales a los vertederos de Viladegats, diez pequeños vertederos en el camino del Loreto y los vertederos de escombros del camino Pairal de la zona del Loreto, además del polígono industrial que está entre la A7 y l’Albada. También controlan los vertidos de poda, muebles y escombros diariamente de los solares del Rodolat del Moro, Mas Pastor, bajo el puente de la autovía del camino del Nàstic, Mas Els Cups, la zona del cementerio y en la autovía de Reus, la zona que limita con La Canonja. También se realizan limpiezas mensuales en Viladegats, en el polígono de Riuclar y el camino de la Budellera. Esta partida de 250.000 euros también incluye las limpiezas puntuales de los vertederos en el cauce del río Francolí, en los terrenos de la calle Baix Empordà y los vertederos en otros polígonos industriales y también los vertederos de fracción vegetal junto a los 29 puntos de recogida de poda.

Sanciones

En cuanto a las sanciones, durante el año 2017 se pusieron 104 sanciones (15 comerciales y 89 domésticas) y hasta el mes de Septiembre de este año las sanciones son 59 (5 comerciales y 54 domésticas). En cuanto a los residuos voluminosos, desde principios de año hasta finales de septiembre se ha producido un incremento de vertidos incontrolados en la vía pública y por este motivo y de forma puntual, se ha reforzado en dos equipos a los que ya se destinan para hacer frente a estas conductas incívicas. El año 2017 se recogieron 1.946 toneladas de residuos voluminosos, mientras los datos de 2018 hasta finales de agosto son de 1.515 toneladas recogidas. En concreto y sólo el mes de julio se recogieron 30 toneladas más que el mismo mes de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *